18 noviembre 2008

Forma y dinámica

Todo lo difícil debe intentarse mientras es fácil. Lo dijo Lao-tsé. Estaba inmerso (yo, no él) en una especie de crisis, atrapado en un lodo pegajoso y oscuro. No estaba seguro de si hacer el examen o no. Pero una vez leí la frase, me animé un poquito. Es cierto que correr no sirve de nada, que lo importante es salir a tiempo. La preocupación de última hora trajo esa idea a mi cabeza, pero la filosofía oriental me ha salvado de nuevo. Lo voy a intentar. No a hacer el examen, porque tengo muy claro que si no estoy en condiciones de dar la talla no voy a examinarme. Voy a preparar el examen, lo voy a preparar bien en serio. Preguntaré al comité de sabios, y ellos serán quienes de algún modo decidan si puedo dar ese paso.
He empezado a quedarme en clase de Miguel. Me avisó desde el principio que iba a darme caña, que me corregiría todo lo que pudiera. Cada sensei tiene su visión, y debemos aprovecharlo para enriquecer nuestro aikido lo máximo posible. Y empezó enseguida a corregirme. La cuestión es, y en eso Miguel tiene razón, que a partir del primer o segundo dan tenemos que buscar otro tipo de cosas. Forma y dinámica, dijo: sankakutai, postura, espalda… Los aikidokas tenemos que ser humildes, y aceptar las críticas, porque en nuestro caso, siempre, siempre, son constructivas.
En el siguiente capítulo: estoy cambiando?